Reconociendo, en experiencia locales y externas, que la recuperación del patrimonio construido, por sus calidades urbanísticas, espaciales y estéticas, está en el origen de la recualificación ambiental, social y cultural de grandes sectores urbanos o incluso de ciudades enteras, apostamos por el centro de Bogotá y por su recuperación a partir de la conservación del patrimonio, el reverdecer de su entorno físico y la atención a su población.